sábado, 18 de agosto de 2018

Lo pueblos decimos sí a la vida, no al #AeropuertoDeMuerte

Posicionamiento de la Plataforma organizativa contra el nuevo aeropuerto y la aerotropolis ante el anuncio del Gobierno electo sobre dictamen del NAICM.

Ante el reciente anuncio hecho el presidente electo Andrés Manuel López Obrador sobre el proceso que definirá el futuro del proyecto del NAICM, los pueblos expresamos:

1. Quienes llevamos 17 años luchando en contra de la imposición, en nuestro territorio, de un proyecto ajeno a los intereses y el bien común de nuestros pueblos, hoy ratificamos nuestra posición firme y clara: NO AL NUEVO AEROPUERTO EN TEXCOCO. Este
aeropuerto y el desarrollo de una Aerotrópolis a su alrededor es claramente un negocio a manos llenas para un grupo de empresarios y sus aliados corruptos al interior del gobierno.

Los empresarios y sus voceros de los grandes medios, hablan de la inversión financiera que se ha hecho en el NAICM, pero omiten decir que el pueblo ha hecho una inversión mucho más valiosa para conservar sus tierras: en la lucha contra el NAICM los habitantes de la orilla del lago han pagado con sangre, carcel, vejaciones y muerte.

Para nosotros, el empeño de vida y dignidad del pueblo, es una inversión mucho más valiosa que el dinero que pueden dejar de ganar aquellos que insisten en defender su negocio.

2. La propuesta del gobierno de AMLO para la toma de la decisión final sobre el futuro del NAICM es aún ambigua y confusa, por lo que reiteramos nuestra petición de que el gobierno electo defina a la brevedad y con toda claridad, los tiempos y procesos de su propuesta para la toma de decisión. Sin embargo, podemos afirmar que un proceso democrático para la toma de decisiones debe contar con las condiciones básicas para garantizar los derechos de los pueblos: un proceso de información previa y suficiente, así como procedimientos adecuados en materia cultural y de equidad para todas las partes del conflicto, lo cual no se puede garantizar en el contexto actual, aunque se hagan llamados a la prensa. Hoy, nos encontramos en desventaja los directamente afectados, quienes vivimos el despojo y la devastación de nuestro entorno y quienes seguimos esperando turno para ser escuchados por el presidente electo. AMLO debe escucharnos primero a los pueblos porque somos nosotros, quienes a causa de este proyecto de muerte estamos siendo despojados de nuestro patrimonio y derechos.

3. Los pueblos no caminamos solos, tenemos suficientes argumentos técnicos, científicos, ambientales, antropológicos, humanistas y éticos, sobre la inviabilidad del proyecto. Estamos dispuestos a debatir públicamente frente a los impulsores del proyecto. A los grandes empresarios con Slim a la cabeza, al Grupo Aeroportuario, al gobierno del represor Peña Nieto, a todos los que se relamen la avaricia con el aeropuerto de muerte, los emplazamos a debatir públicamente, para que defiendan su negocio de cara al pueblo. Nuestra propuesta de debate público sobre las implicaciones del NAICM ya fue entregada al equipo del gobierno electo y seguimos esperando respuesta.

4. El pueblo votó con el proyecto que prometió acabar con la traición y el despojo, pero parece ser que los poderosos de este país no se han enterado de que perdieron la elección.

Todo el poder de la oligarquía está empleado para imponer su proyecto. En la decisión que se tome sobre el NAICM se está definiendo si los de arriba, los magnates y políticos corruptos de siempre siguen tomando las decisiones en este país, o si el pueblo va a hacer valer por fin sus derechos. La lucha que se abre ahora, definirá si realmente habrá un cambio en el siguiente sexenio. De continuar con el proyecto priísta emblema de la corrupción y el desprecio al pueblo, el gobierno electo abriría el camino hacia un proyecto de continuidad del modelo neoliberal y saqueo al país. Este es un enfrentamiento definitorio
entre el dios dinero y la Madre Tierra.

Llamamos a todos los mexicanos que aspiran a un cambio verdadero a no avalar un proyecto que beneficia a los de siempre, a luchar por imponer la voluntad de los pobres a la avaricia de los ricos.



Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra.
Pueblos Unidos contra el Nuevo Aeropuerto
Plataforma Organizativa contra el Nuevo Aeropuerto y la Aerotrópolis.

martes, 14 de agosto de 2018

Comunicado de los pueblos y comunidades afectadas por el #AeropuertoDeMuerte

Casa de Transición de Andrés Manuel López Obrador.
14 de agosto de 2018

El día de mañana miércoles 15 de agosto el nuevo gobierno electo dará a conocer los informes técnicos sobre la viabilidad o inviabilidad del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Los pueblos venimos a hacer escuchar nuestra voz. A pesar de reiterados llamados, el presidente electo no se ha reunido directamente con los opositores al proyecto, con los pueblos que están siendo afectados por la megaobra, un gesto que sí ha tenido con los interesados en que el proyecto aeroportuario continúe.

El día de hoy, hacemos llegar al presidente electo Andrés Manuel López Obrador parte de la documentación que demuestra la inviabilidad del NAICM, con los argumentos técnicos de los pueblos y de especialistas independientes. 

Estamos convencidos de que el proyecto debe cancelarse y podemos defender esa posición, con argumentos técnicos y científicos, frente a quien sea. Por eso, proponemos un proceso de diálogo público, en que se puedan confrontar nuestros argumentos con los de aquellos que están de acuerdo con la continuación del NAICM. Estamos dispuestos a debatir con todas las fuerzas que apoyan el nuevo aeropuerto, tenemos la capacidad de demostrar en términos técnicos la inviabilidad de la obra y de sus implicaciones. 

Dentro del formato de diálogo proponemos seis mesas temáticas públicas y una séptima de conclusiones, así como recorridos en los pueblos afectados por las obras, con la participación de todas las partes y la observación de organizaciones ecologistas y de derechos humanos y la sociedad civil interesada.

Estamos en condiciones para debatir con el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, con los empresarios que serían beneficiados del proyecto (Slim, Hank Rohn, ICA, etc.), con el gobierno de Peña Nieto, con las mineras que devastan nuestros territorios y con todos aquellos que defienden el NAICM, sean organizaciones o gobiernos. Podemos debatir con ellos en cualquier sede, ya sea que se trate de un centro de convenciones y en nuestras comunidades.

El NAICM no es una obra que beneficia al pueblo de México, sino a los intereses de la élite económica del país. Creemos que es hora de escuchar a los pueblos, las organizaciones, especialistas y a la ciudadanía inconforme con la construcción del NAICM.

Hacemos un llamado al presidente electo Andrés Manuel López Obrador para que defina cuanto antes y con claridad los plazos del proceso en que se basará para tomar la decisión sobre cancelar o no el nuevo aeropuerto. Pensamos que la ambigüedad en la que ha caído en ese aspecto no abona a la certeza política de ningún sector, y genera inquietud en los pueblos que están siendo afectados por el NAICM y que lleven más de 17 años combatiéndolo.


Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra
Pueblos Unidos contra el Nuevo Aeropuerto
Plataforma Organizativa contra el Nuevo Aeropuerto y la Aerotrópolis. 


A continuación, presentamos algunos de los principales elementos que demuestran la inviabilidad del nuevo aeropuerto en Texcoco: 

El suelo de la zona del Lago de Texcoco es el peor para una obra como el aeropuerto, por su situación de hundimiento permanente y desigual. Es la zona con más hundimiento en toda la Cuenca de México, entre 20 y 30 centímetros anuales. Lo cual hace que su costo de construcción sea elevadísimo, y mucho más elevado aún el mantenimiento.

La necesidad de modificar la inestabilidad de suelos del terreno lacustre para intentar la construcción del aeropuerto ha derivado en la actividad masiva de extracción de toneladas de tezontle y  otros materiales  para la cimentación de los edificios y las pistas del proyecto. Esta devastación que se ha intensificado en los cerros de la región, ya está alterando geología de la Cuenca de México y nos está despojando de cerros indispensables para la filtración de agua que recarga los mantos acuíferos.

El plan del Nuevo Aeropuerto no considera de manera seria la variable de la intensidad sísmica que predomina en la zona (los sismos del pasado septiembre hundieron la construcción 5 centímetros de golpe, sin el peso de o que será la terminal aérea), ni la cercanía de un volcán activo (Popocatépetl) cuyas emisiones de ceniza pueden afectar constantemente la calidad de visibilidad en la operación de los vuelos.

La mayoría de los contratos para la construcción del NAICM fueron por adjudicación directa y no cumplieron con los estándares internacionales en términos de compras públicas, transparencia y contrataciones abiertas dificultando conocer a los beneficiarios reales de la obra.

El principal beneficiado con el proceso de contratación fue Carlos Slim. Se realizaron contratos a personas no expertas que tenían relaciones con directivos del GACM. No se realizó un correcto seguimiento de los entregables de contratos cruciales para la comunidad. 

La gerencia general del proyecto se otorgó sin licitación abierta a la empresa Parsons International acusada en Estados Unidos de diseñar y construir mal los proyectos, hacer trabajos incompletos y entregar construcciones por debajo del estándar, falta de control y supervisión de sus subcontratistas y de importantes deficiencias administrativas y técnicas, todas actividades que debe ejecutar Parsons en la obra del NAICM.

El estudio denominado Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), aprobado por SEMARNAT, hecho por la consultora: “Especialistas Ambientales, S.A. de C.V”., es una farsa. Para su elaboración, sólo se realizó trabajo de campo de cinco días, cuando un estudio de esa importancia requiere cuando menos un año de observación para determinar la dinámica del lugar en diversas estaciones. Es por eso que la MIA sólo identifica 74 especies de aves en la zona, cuando hay registros de más de 250.

El proyecto tiene contempla la desecación del lago Nabor Carrillo, que destruye un espacio de paso obligado en la ruta de la aves migratorias, lo que sumado a la propia operación del aeropuerto, terminaría por desplazarlas de su hábitat. 

La continuación de la construcción del Nuevo Aeropuerto y el desarrollo de la Aerotrópolis en la región del lago de Texcoco, entre muchas cosas muy graves, concretará la alteración irreversible de la dinámica hídrica de la Cuenca de México.

La sustitución del lago por una gran plancha de concreto,  elimina su acción de la humedad del lago en el amortiguamiento climático, incrementaría la temperatura y aumentaría el efecto invernadero en el Valle de México.

Eliminar el lago es eliminar un espacio natural que evita inundaciones en los espacios más bajos de la Cuenca de México.  No existen elementos técnicos suficientes para asegurar que las obras hidráulicas asociadas al Nuevo Aeropuerto, que supuestamente desviarán los escurrimientos, sean suficientes para evitar las inundaciones en la zona del proyecto y en las zonas aledañas.

De acuerdo al peritaje ambiental, la construcción del proyecto viola el Plan Regional de Desarrollo Urbano del Valle Cuautitlán – Texcoco  que define a la  Zona del Vaso del Ex Lago de Texcoco:  un área no urbanizable y se considera como Área Natural Protegida, ya que constituye una de las zonas con mayor valor ambiental del municipio. 

Además, se encuentran amenazados, a causa de este proyecto, los cuerpos de agua naturales que sobreviven del antiguo lago, la eliminación de estos humedales significaría la pérdida de la aportación de evaporación su agua a la atmósfera, un poderoso aliado natural para la mitigación de las emisiones de contaminantes de la gran ciudad. A cambio de esta pérdida, los pulmones de los habitantes de la gran ciudad consumirían 1,118,726 litros de combustible diariamente al incrementarse las operaciones comerciales aéreas de 389 mil a 1 millón cada año. Es decir, el futuro del aire que respiremos los 33 millones de habitantes de la ZMVM es el de un aire envenenado, un aire de muerte.

En los planes de compensación ambiental del NAICM se contempla la inserción de especies exóticas como el Pino Salado y la Casuarina, que en realidad constituyen una amenaza de extinción de la flora nativa y no contarán con un control bilógico que las regule, por lo que podrían convertirse en plagas.

El NAICM significaría la destrucción definitiva el último espacio lacustre de nuestra Cuenca de México, es decir, eliminar un  nicho ecológico de especies endémicas de reptiles y mamíferos y la destrucción de un espacio de anidación, reproducción y refugio de más de 100,000 aves migratorias que anualmente llegan a los cuerpos de agua de Texcoco, entre ellas, al menos veinte especies están amenazadas o en riesgo de extinción.

Especialistas en antropología y arqueología han señalado que la identidad y la historia resguardada bajo las capas de tierra del Lago de Texcoco y sus alrededores corre grave riesgo. Además de los numerosos casos de hallazgos de restos de fauna pleistocénica en las orillas del lago, hay más de mil puntos de interés arqueológico y paleontológico registrados desde el año 2003, amenazados por el NAICM. 





miércoles, 25 de julio de 2018

Los pueblos decimos sí a la vida y NO al #AeropuertoDeMuerte en el Lago de Texcoco.

El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y la Plataforma contra el NAICM anunciamos a los medios de comunicación y también a todas y todos quienes han apoyado la digna resistencia contra el proyecto de muerte que amenaza nuestros pueblos lo siguiente:


Ante la persistente solicitud que realizamos, después de tres cartas dirigidas a su persona, primero como candidato y ahora como presidente electo, se realizó este lunes 23 de julio lo que nosotros reconocemos como un primer encuentro entre una comisión representativa de los pueblos afectados por el NAICM y una representación del futuro gobierno federal. La comisión, de parte de los pueblos, estuvo integrada por campesinos y pobladores de nuestras comunidades y pueblos afectados, así como por integrantes de la “Plataforma contra el NAICM, Sí a la vida No al aeropuerto y la Aerotropolis”, mientras que, la comisión del virtual gobierno electo, estuvo encabezada por el Ing. Javier Jiménez Espriú quien estará al frente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes entre otros.  

En el encuentro, nuestra comisión expuso de manera firme nuestra posición: 

Sostenemos que somos los pueblos que vivimos en las orillas de antiguo Lago de Texcoco, así como todas las comunidades y pueblos afectados directamente por el proyecto del NAICM quienes debemos ser los primeros en ser escuchados. Es importante, y sería congruente con lo que se propone el nuevo gobierno, que éste escuche y atienda a los pueblos, pero no como un acto protocolario y de simulación, por lo que exigimos trato digno y se nos reconozca como actores sociales y defensores de los derechos humanos, mismos que nos han sido violentados sistemáticamente desde el primer momento en que impusieron la decisión política y económica para construir del aeropuerto internacional sobre nuestras tierras y nuestras vidas. 


Ratificamos ante los virtuales funcionarios, nuestra firme postura:  Los pueblos decimos NO al AEROPUERTO en el Lago de Texcoco, No a sus obras alternas e inducidas, No a la Aerotrópolis, No al ecocidio que está acarreando, y amenaza con extenderse en toda la Cuenca del Valle de México, No a la destrucción de las evidencias y memorias de nuestra cultura ancestral. Nos oponemos a que se destruya nuestra vida comunitaria y productiva.  

Decimos: Sí a la vida, a la reconstitución de nuestros pueblos y de los ecosistemas de la Cuenca de México. Si al impulso del desarrollo y la vida digna de nuestras comunidades y a la defensa y conservación de nuestro patrimonio cultural. 

Ya se han escuchado las razones de los magnates y mafias que se enquistaron en los gobiernos anteriores, es tiempo ya de escuchar las razones de los pueblos afectados y que nos oponemos al NAICM.

Presentamos nuestra propia propuesta de agenda de discusión sobre el NAICM, que no sólo incluye el análisis respecto a la viabilidad financiera y técnica del aeropuerto, sino los impactos ambientales, agroproductivos, de urbanización,  social y cultural así como las violaciones a los derechos humanos que se han realizado a casusa y en paralelo a su implementación rompiendo el tejido social dentro de los pueblos . A ello, sumamos nuestra demanda de detener las obras en tanto se realiza la discusión sobre la viabilidad y legitimidad del aeropuerto. 

La reunión bilateral, tuvo como consenso que todos los opositores al proyecto de muerte tengamos voz en el proceso de discusión pública que se realizará en los próximos meses. Acordamos entonces, abrir un canal de comunicación conducente para abrir un proceso de diálogo. Nuestra exigencia al nuevo gobierno es que los pueblos seamos copartícipes del diseño de este proceso de diálogo y a su vez principales participantes.

El FPDT y la Plataforma contra el NAICM, declaramos que los megaproyectos de inversiones de infraestructura y extractivos no deben realizarse en la Cuenca de México y en ninguna parte del país sin el consentimiento y aprobación de los pueblos. Cuestionamos también al llamado desarrollo, que sólo beneficia a los poderosos y destruye a la Madre Tierra y a nuestros pueblos. Es preocupante que el nuevo gobierno siga hablando de estos proyectos y esperamos que ninguna decisión o proyecto en adelante le cueste la vida y el derecho de vivir en paz a cualquier pedacito de Patria de nuestro México. 

El megaproyecto del nuevo Aeropuerto y la Aerotrópolis que traería consigo, es estratégico para el futuro de la Cuenca de México.  

Invitamos a todos los mexicanos, en particular a quienes habitamos esta gran región que involucra a los estados de México, Hidalgo, Tlaxcala, Puebla, Morelos y Ciudad de México a que se sumen a la defensa de su medio ambiente, ecosistema y el agua, que denuncie las graves afectaciones urbanísticas y sociales que le ocasionará el nuevo aeropuerto tal como ya está ocurriendo en nuestros territorios de nuestros pueblos. 

¡Sí a la vida, no al aeropuerto de muerte!

Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra
Pueblos Unidos Contra el Aeropuerto Internacional
Plataforma Organizativa Contra el Aeropuerto y la Aerotrópolis


domingo, 8 de julio de 2018

Pronunciamiento de la Plataforma Organizativa contra el Nuevo Aeropuerto y la Aerotrópolis

PRONUNCIAMIENTO 
DE LA PLATAFORMA ORGANIZATIVA
EN CONTRA DEL NUEVO AEROPUERTO Y LA AEROTRÓPOLIS

¡Demandamos al Presidente Electo AMLO la cancelación del NAICM!
¡El resultado electoral del 1 de julio indica un rechazo al autoritarismo!
¡O el nuevo gobierno se alía y defiende los intereses de la sociedad o ésta será su oposición!

El anuncio hecho por el Presidente Enrique Peña Nieto el 2 de septiembre de 2014, del impulso del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), representó para un grupo económico privilegiado, el triunfo de la idea de que la tierra y los recursos naturales son mercancía.

El golpe asestado al gobierno panista de Vicente Fox en 2001-2002 por parte del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) para echar abajo el NAICM, fue una afrenta que cobró su venganza con la incursión policiaco-militar en Atenco, ordenada por Fox y Peña Nieto en 2006. De esa manera se allanó el camino para la construcción del Nuevo Aeropuerto mediante una estrategia de despojo, cambiando de manera fraudulenta el régimen de propiedad social a dominio pleno en los ejidos de Atenco. Por todos es sabido que desde el 2001, el 2014 y hasta ahora, nunca se le ha preguntado a nuestros pueblos si están de acuerdo con ese mega proyecto. Por su parte, los gobiernos han ocultado los graves daños ambientales, ecológicos e hídricos que le ocasionaría al Valle de México. Únicamente se han abocado a hablar de las bondades del “progreso”, es decir, nos han impuesto un desarrollo sin sujetos sociales. Un “progreso” que no incluye a nuestros pueblos, sino que se nos despoja de nuestros territorios, paisajes, biodiversidad y ecosistemas pero que nos envía los desechos tóxicos de su ambición inmobiliaria.

Poco a poco estamos padeciendo los graves impactos del inicio de la construcción del Nuevo Aeropuerto. De manera irreparable, hasta ahora, lo están pagando nuestros cerros y territorios por la construcción de carreteras, la extracción de materiales y el tiradero de lodos tóxicos en Ecatepec, Tecámac, Acolman, Tepetlaoxtoc, Tizayuca, Temascalapa, Axapusco, San Juan Teotihuacán, Ixtlahuaca, Tezoyuca, Otumba, San Martín de las Pirámides, Nopaltepec, Tlaminca, Tocuila, Texcoco, Tlapacoya, Ixtapaluca, Amecameca, Tenango del Aire, Chalco, Tlalmanalco, Cocotitlán, San Pablo Atlazalpan y Atenco.    

Sin embargo, sabemos que es una obra que seguirá impactando en toda la zona metropolitana y el Valle de México, ya que una vez construido albergará obras de desarrollo inmobiliario (la nueva Santa Fe), de servicios, turístico y vías de comunicación (autopistas,  el tren interurbano México-Toluca, segundos pisos, líneas del metro y metrobus). Es decir, significa la edificación en pocos años de una Aerotrópolis que arrastrará consigo graves problemas de urbanización, de gentrificación, de contaminación, hídricos, ambientales, ecológicos y de seguridad, que deben considerarse políticas públicas de lesa humanidad.

Por su parte, las nuevas condiciones sociales y políticas que se generaron después de las elecciones del 1 de julio de 2018, y que llevaron al triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador, indican que la sociedad mexicana está demandando un cambio en las relaciones de poder, entre gobernantes y gobernados, que hay un rechazo generalizado al autoritarismo. La tarea del nuevo gobierno electo, va más allá de un asunto de gobernabilidad al estilo priista. Se trata de tomar postura en los grandes temas nacionales, ya que éstos contraponen los intereses de la clase política y económica a los intereses de la sociedad mexicana.

El caso del Nuevo Aeropuerto no pasa únicamente por un tema de contratos jugosos, concesiones, corrupción, ni de inversión pública o privada, se trata de un asunto de especulación inmobiliaria, de urbanización desmedida y de elitización de espacios marginados para gente acomodada. Se trata pues, del presente y futuro económico de los grupos inmobiliarios a costa del grave daño ambiental, ecológico, arqueológico, hídrico y de vida, de la sociedad que habita en el Valle de México. En ese sentido, no hay punto de conciliación, o se gobierna para satisfacer a los grandes empresarios o se corresponde a la voluntad popular que eligió al nuevo gobierno.

Ante este nuevo escenario, los pueblos que vinimos luchando desde hace 17 años, los pueblos afectados por las obras de construcción del NAICM, los barrios afectados por las vías de comunicación a la nueva terminal aérea y las organizaciones e individuos afectados por los graves daños al medio ambiente, por el ecocidio y la amenaza de la urbanización desmedida en la Cuenca del Valle de México, hemos decidió organizarnos como Plataforma, para manifestar la demanda de Cancelación del Nuevo Aeropuerto y definir propuestas de desarrollo alternativo que serán presentadas ante los medios de comunicación, instituciones educativas, instancias jurisdiccionales y gubernamentales correspondientes.

Sabiendo en estos momentos, que el Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador, se encuentra valorando su decisión política de cancelar o no el NAICM, los que conformamos esta Plataforma le demandamos:

Que cancele el Nuevo Aeropuerto.
Tal como lo está evaluando el nuevo gobierno, que se aproveche el proceso de construcción para habilitar oficinas, de preferencia un parque ecológico, y se rehabilite en base a la vocación natural de esa zona, el Lago de Texcoco.
Que se decrete a la Cuenca del Valle de México como Área Natural Protegida, en su modalidad de Reserva de la Biosfera u otra modalidad que garantice su inalienabilidad y protección contra el capitalismo inmobiliario y los gobiernos cómplices.
Que el gobierno mexicano promueva ante la UNESCO, hasta alcanzar, la declaratoria de Patrimonio Cultural de la Humanidad a la Cuenca del Valle de México.
Que se diseñe de manera conjunta entre sociedad civil y gobierno, un Proyecto de Desarrollo Alternativo para la Cuenca del Valle de México, que defina a las actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas y artesanías de la región como actividades estratégicas del país y del patrimonio cultural.  
Que se realice un proyecto de rehabilitación de los daños ocasionados por las obras de construcción a los pueblos afectados.

Estamos ante un momento de definiciones, tanto el Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador como la Jefa de Gobierno Electa de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, están a tiempo de detener el daño ambiental que ocasiona la construcción NAICM y el mega ecocidio que generaría la Aerotrópolis. Hoy se está definiendo el futuro del Valle de México, y si se continúa con la obra, seremos la Madre Tierra y toda la sociedad, quienes paguemos el costo ambiental, ecológico, arqueológico, hídrico y de vida, pero desde ahora, alguien tendrá que pagar el costo político.

C. Presidente Electo, hoy tiene en sus manos la posibilidad de aliarse a nuestros pueblos y a la sociedad nacional, impulsando un desarrollo alternativo en la Cuenca del Valle de México, o en su caso, tenernos en la calle defendiendo nuestro medio ambiente, territorios, agua y vida, como opositores a las decisiones de su gobierno. 

¡Usted decide! 

¡LA TIERRA, EL AGUA Y LOS RECURSOS NATURALES NO SE VENDEN
SE AMAN Y SE DEFIENDEN!

Ciudad de México, 7 de julio de 2018.

POR LA PLATAFORMA CONTRA EL NUEVO AEROPUERTO Y LA AEROTRÓPOLIS



  

viernes, 6 de julio de 2018

FPDT convoca a Conferencia de Prensa. sábado 7 de julio, a las 2 p.m.

**A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN* 

Convocamos a los medios de comunicación a la conferencia de prensa:

En el marco de la “Plataforma Organizativa de Contra el Aeropuerto y la Aerotrópolis”, invitamos a los medios de comunicación  a la Conferencia de prensa que el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra-Atenco, junto con otras comunidades del campo y la ciudad,  organizaciones sociales y colectivos, daremos un mensaje al presidente electo Andrés Manuel López Obrador y la Jefa de Gobierno electa, Claudia Sheinbaum, en torno al Nuevo Aeropuerto Internacional y sus implicaciones en toda la Cuenca de México.

La conferencia se llevará a cabo en el Lobby de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, ubicada en San Lorenzo #290 (metro Zapata o 20 de Noviembre), el día sábado 7 de julio, a las 2 p.m. 


Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra-Atenco.



miércoles, 4 de julio de 2018

Carta abierta del FPDT - Atenco a Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México.

Señor Presidente electo de México,

Andres Manuel López Obrador:

Desde los pueblos de la orilla del agua, Atenco y todas las comunidades hermanas que sostenemos la defensa de la tierra, el agua, los cerros, la fauna, la flora y toda la vida que hemos cultivado desde tiempos ancestrales, nos dirigimos nuevamente a usted en esta nueva circunstancia que el día ayer se concretó en la vida política de nuestro  país, y en su condición como presidente electo de México, para recordar brevemente lo siguiente, con la reserva de que es mucho más amplio y profundo lo que habrá que dialogar y discutir.

Usted no ignora que la lucha contra la construcción del aeropuerto, en por lo menos estos 17 años, nuestros pueblos se han enfrentado a las más tremendas adversidades y embestidas de gobiernos convertidos en mafias entreguistas, que lo mismo han ordenado el despojo que avasallarnos con barbarie, como la que sufrimos el 3 y 4 de mayo de 2006 en Atenco, donde hubo asesinados, mujeres torturadas sexualmente, encarcelados, persecución política, allanamientos.

No ignora que aquellos pueblos que salimos avante gracias a la solidaridad y vocación por la vida, hoy seguimos luchando, defendiendo lo justo y somos más porque en el camino del tiempo, dolores y dignidades, resulta que en prácticamente toda la Cuenca de México estamos luchando por lo mismo y contra el mismo mal: el Nuevo Aeropuerto Internacional y las obras que proyectan una Aerotropolis de muerte.

Por lo que queremos recordarle lo siguiente: en distintos momentos de su trayectoria política, usted ha sido el único aspirante a la presidencia de la republica que ha señalado la inviabilidad del aeropuerto que se impone sobre el exlago de Texcoco y a su vez, ha sugerido otras alternativas. En los últimos meses escuchamos atentos cada planteamiento que usted hizo sobre el tema, y hasta le enviamos una carta para exponerle parte de nuestras razones morales, éticas, técnicas, económicas, sociales y ambientales, apelando a que nos escuchara de manera presencial, como lo ha hecho con los empresarios apologistas de la plusvalía y el progreso de muerte. Recientemente en Texcoco, habló de poner a consideración la inversión pública y la inversión privada, para continuar la construcción del Aeropuerto de muerte, incluso llevarlo a una Consulta. Anotamos puntualmente cuando en su cierre de campaña tuvo a bien reivindicar el respeto por los pueblos indígenas y sus recursos naturales. Y hace unas horas, ya en su calidad de presidente electo, en la entrevista del noticiario con Loret de Mola, usted plantea el tema del aeropuerto como parte de su agenda a tratar este día, 3 de julio, en Los Pinos con el señor Enrique Peña Nieto.

Pues bien. Como pueblos indígenas, originarios, mestizos, hijos soberanos de esta patria, señor presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le solicitamos audiencia directa para abordar el tema del Nuevo  Aeropuerto Internacional, sus implicaciones y consecuencias ambientales, sociales, económicas, legales, por mencionar algunas, que tanto agravio nos están causando.

No concebimos que un gobierno como el que usted reivindica, y por el que este 1 de julio el grueso del pueblo mexicano votó, acuerde o negocie con los interesados en el negocio el futuro y vida de la gente humilde del país, sin el consentimiento y decisión de los mismos pueblos, sin siquiera haberlos escuchado.

Hoy nuevamente lo conminamos a que nos mire, a que nos reconozca como actores sociales que somos de este país y en una lucha por la transformación del país que usted gobernará con las complejidades y desafíos que a cada quien nos corresponde asumir en la búsqueda de una vida digna para todas y todos, muy por encima de cualquier pretensión por regresar a la impunidad como norma, a la injusticia como regla, a la barbarie como costumbre. No más PRI. No más tiranía.

Atentos quedamos a su respuesta, mientras tanto, nosotros seguimos ejerciendo nuestra obligación moral para defender la vida, la nuestra y la de nuestros hijos y nietos, es decir, seguimos de pie, seguimos luchando contra el aeropuerto y su aerotrópolis, y con uñas y dientes seguimos defiendo el agua, la tierra, la vida.

Con el pueblo, todo; sin el pueblo, nada.
Zapata Vive, la lucha sigue.



Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra-Atenco.




jueves, 10 de mayo de 2018

Carta abierta del FPDT al candidato Ricardo Anaya



Carta abierta a Ricardo Anaya, candidato del PAN-PRI

8 de mayo

Respuesta a Anaya:

Señor Anaya, en su encuentro con el sector turístico usted se pronunció por continuar con el proyecto del nuevo aeropuerto en el lago de Texcoco. Como todos, se pronuncia sin preguntarnos, sin consultar a los que hemos sido afectados por la necedad de construir en nuestras tierra su megaobra.

Según usted, no se debe politizar la construcción del nuevo aeropuerto. El viejo cuento de que las decisiones económicas no son decisiones políticas. 

Como si no fuera política la decisión de despojar a los pueblos para construir un negocio multimilonario. Como si no fuera política la lucha que durante 17 años hemos dado sin cesar en defensa de la tierra.

Para echar a andar su negocio millonario, debieron recurrir a una de las represiones más vivas en la memoria reciente de los mexicanos. En mayo de 2006 utilizaron a policías de los tres niveles (federal, estatal, y municipal), para aterrorizar a nuestros pueblos como castigo por oponerse al aeropuerto. Los partidos que hoy lo postulan aplaudieron la represión. Eso es político.

Político es que aún con el raquítico avance de la construcción, la corrupción ya es alarmante, lo mismo que la afectación ecológica. Incluso el hombre más rico del país se vio obligado a subir a la escena política para hablar del aeropuerto.

Detrás de esa fábula de que los gobiernos son neutrales en los temas económicos, lo que usted está expresando es para quién quiere gobernar. La prioridad de su gobierno no serán las necesidades de la población (escuelas, hospitales), sino garantizar las gigantescas ganancias de los pocos millonarios que serán beneficiados con el aeropuerto. La vida de los pueblos, de los trabajadores, de los que son un estorbo para sus negocios corruptos, sale sobrando.

Guárdese sus promesas de trabajos inestables y mal pagados. No nos creemos más la leyenda de que si los ricos se hacen más ricos, seremos beneficiados los pobres.

Su declaración parece un chiste, como su candidatura, como lo sería usted de presidente: una figura que permitiría que los mismos que llevan años sangrando al país, continúen haciéndolo impunemente.

Reiteramos nuestro firme compromiso con nuestra historia y con nuestra tierra: Llegue quien llegue a la presidencia, nosotros vamos a seguir luchando por defender la vida, frente a su aeropuerto de muerte.


Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra


viernes, 4 de mayo de 2018

A 12 años del #MayoRojo ordenado por Peña Nieto, no olvidamos y no nos rendimos.

En el aniversario 12 del mayo rojo, la represión ordenada en contra del pueblo de Atenco por Enrique Peña Nieto cuando era gobernador del Estado de México, conmemoramos dos cosas: la digna memoria y la terquedad rebelde. 


NO OLVIDAMOS
En la memoria de los pueblos está …
La incursión policiaca de los días 3 y 4 de mayo fue brutal: Hubo golpizas, tortura, detenciones arbitrarias, allanamientos, robos y destrucción injustificada de nuestros hogares. En su ensañamiento contra el pueblo, asesinaron a dos jóvenes: Alexis Benhumea y Javier Cortés, asesinatos que a la fecha continúan impunes. 

Para enfatizar el odio de los poderosos que se sentían heridos por los pueblos que defendieron la tierra, aquel operativo estuvo marcado por las decenas de denuncias de abuso sexual, que valientemente sostuvieron las compañeras detenidas en contra de la policía creada bajo las órdenes de Peña Nieto. Once de esas denuncias aún mantienen un proceso penal abierto en la Corte Internacional de Derechos Humanos en contra el Estado mexicano, que debe ser resuelto en los próximos meses. Peña Nieto tendrá que afrontar las consecuencias de asumir el operativo de Atenco en mayo de 2006.
Los policías de los tres niveles (municipal, estatal y federal) y los jefes de los policías, actuaron con saña a propósito, sabiendo que los protegía la impunidad de los funcionarios que cobijaron aquella atrocidad: Genaro García Luna, Eduardo Medina Mora (secretario de Seguridad Pública federa), Enrique Peña Nieto y Vicente Fox.
Participantes del movimiento, gente del pueblo que había participado en las protestas e incluso personas que iban pasando por el lugar, fueron detenidas arbitrariamente, torturadas, encarceladas injustamente. Después de cuatro años de lucha diaria, de llevar la denuncia de la injusticia por todo el país y al extranjero, juntamos la fuerza necesaria en una batalla legal y social, para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación se viera obligada a liberar a nuestros compañeros, en el año 2010.

El actual proyecto del nuevo aeropuerto está cimentado en aquella represión, está manchado de sangre. Los que hoy debaten sobre progreso y viabilidad, inversiones y de negocios, ocultan que hablan también del asesinatos impunes, de la tortura y de ríos de sangre. A eso tuvieron que recurrir para tratar de imponer su proyecto de aeropuerto.

NO NOS RENDIMOS
Después de aquella brutal represión, los dueños del dinero y del poder, ansiosos de venganza, creyeron que habían eliminado la resistencia de los pueblos en contra del proyecto de nuevo aeropuerto y pese a todo, no ha sido así. Esos años de lucha por la libertad de los presos políticos, los despojadores sintieron el camino libre y hay que decirlo, tomaron ventaja en los pueblos, chantajeando a las comunidades para que por la vía del miedo y la manipulación, y sobre todo, la compra de voluntades de las autoridades locales, poco a poco debilitaran la resistencia de los ejidatarios. 

No es nada sencilla la batalla que resistimos después de 17 años de lucha permanente por la defensa de la tierra, no lo es cuando en nuestros pueblos se lucha contra la compra de voluntades que opera el PRI. 

En este camino hemos encontrado miles de manos hermanas, de pueblos hermanos, que nos abrazan y enlazan su lucha con la nuestra. Es gracias a ese México profundo, que resiste a la pesadilla  con la ternura de la solidaridad, que nosotros seguimos en pie.

Todos los beneficiados por el proyecto aeroportuario, dentro o fuera del gobierno, saben de la existencia de los pueblos que luchamos, que resistimos y que tenemos razones para oponernos a la imposición de un negocio turbio que implicaría la destrucción de nuestros pueblos. Les ha importado más coludirse para despojarnos, reprimirnos y lavarse las manos, antes que ceder a la razón, la verdad, el derecho y la justicia.

Ellos saben también que la construcción del nuevo aeropuerto está lejos de un punto de ser irreversible. Digan lo que digan, el aeropuerto se puede cancelar definitivamente. Aun así, y ya vemos las graves afectaciones a nuestros pueblos: se acaban nuestros cerros, roban nuestra agua, contaminan nuestros suelos, abren caminos por nuestros pueblos y por nuestros ejidos, ocasionan accidentes mortales, desprecian la voz y las necesidades de nuestros habitantes. Sabemos que tienen en  la mira el despojo y nuestra desaparición total, para construir ahí sus hoteles y sus centros comerciales.

Las evidencias son más fuertes que sus mentiras. Aunque los millonarios nos ofrezcan un paraíso de empleos, crecimiento, inversión, los pueblos saben que lo quieren es hacerse más millonarios, y que nada bueno vendrá para nosotros de ese proyecto.

No nos oponemos al progreso, mientras el progreso sea bienestar y una mejor calidad de vida para los pueblos, para los que en México somos de abajo. Pero nos negamos a reconocer como progreso un negocio turbio, lleno de corrupción, que no respeta la ecología y que tendrá como resultado la desaparición de nuestras tierras, de nuestros pueblos, de nuestra forma de vida y la pauperización de nuestros habitantes. Nos oponemos al enriquecimiento desmedido del puñado de corruptos de siempre a costa de la desaparición de nuestros pueblos.

Estamos en un momento decisivo para la vida de nuestros pueblos milenarios. 
A pesar de los golpes represivos que han dado a la organización, a pesar de la corrupción de las autoridades de nuestros pueblos, a pesar de su intento por comprar voluntades para que la población acepte vender la tierra, no nos han derrotado.

Nosotros hemos denunciado desde hace 17 años la atrocidad que significa un proyecto basado en la muerte, la corrupción, el ecocidio y el despojo. Pero aún debemos dar más eco a nuestra voz, para hacernos presentes en los debates cupulares que pretenden decidir sobre nuestro destino sin consultarnos. 

En el panorama nacional, nosotros llamamos a la movilización para decir con voz firma y clara: llegue quien llegue a la presidencia, seguiremos luchando contra el aeropuerto de muerte. 

No apoyamos ni llamamos a apoyar a ningún partido político, porque sabemos que la fuerza real del pueblo está en la movilización y la organización desde abajo. Somos respetuosos de quienes quieran ejercer su voto, pero nuestra organización mantiene su principio apartidista. 

En el municipio de Atenco resulta que el candidato del PRI, obviamente es uno de los que ha operado el despojo de la tierra, pero también, en 2006 actuó como el delator de las casas de las familias e integrantes de nuestra organización. Estos hechos, hoy reviven en la memoria y el pueblo está dispuesto a cerrarle el paso a quienes han contribuido a tanto agravio, a tanta bajeza y traición.

Para concluir, queremos decirles que los días en que desataron su venganza, hace 12 años, nos desgarraron y avasallaron, pero no se llevaron nuestra esperanza y coraje para seguir luchando y actuar con un sentido de congruencia, y apegados al principio de la verdad, la solidaridad y la claridad de que como un pedacito de patria de este México adolorido, asumimos la tarea para construir y luchar por la justicia, dignidad y libertad para todas y todos. 

ZAPATA VIVE, LA LUCHA SIGUE
Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra.